Cómo hacer un práctico estuche multiuso reciclando bidones de agua

¿Qué mejor que aprovechar algo que la mayoría desecha para transformarlo con nuestras propias manos en un elemento útil y decorativo ? Realmente es una gran alegría poder ver con otros ojos lo que sin más iría a parar a la basura. Darle una segunda vida a los materiales descartables es en la actualidad un nuevo estilo de vida que nace de una conciencia de respeto y cuidado hacia nuestro medio ambiente, además de ser una manera de moderar el consumismo propio de esta cultura. Por esos motivos hoy les comparto una manera fácil y divertida de reutilizar bidones o garrafas de agua para convertirlos en un objeto utilitario y a la vez decorativo. A continuación detallo un paso a paso de la transformación de estos bidones en un producto final acabado y decorativo. Espero que lo disfruiten y esperamos sus comentarios.

Lista de materiales:

Bidones de agua de 6 lts
Servilletas para decoupage
Cierre grande
Silicona fría
Adhesivo vinílico escolar o cola blanca

Puntillas
Carton

Para esta manualidad vamos a necesitar dos bidones plásticos de agua de 6 litros que cortaremos a la mitad o a menos de la mitad, eso dependerá de la medida que querramos que tenga nuestro estuche. Con un cúter haremos un corte por donde luego introduciremos la tijera….

de los dos bidones vamos a utilizar sus bases…

que limpiaremos con un algodocito mojado en alcohol etílico (el alcohol que tenemos en el botiquín de casa) para que queden bien limpias…

Para hacer el cierre de nuestro estuche necesitaremos un cierre o cremallera de aproximadamente 50 cm de largo.

En la parte de la base de nuestro estuche vamos a pegar una de las partes del cierre con silicona caliente o fría o con cualquier adhesivo universal. En caso de utilizar silicona caliente tenemos que controlar que la temperatura no sea demasiado alta porque puede llegar a derretir o deformar un poco el plástico.

También vamos a pegar la otra parte del cierre en la parte de lo que va a ser la tapa. Tenemos que cuidar que la base y la tapa coincidan bien para que el cierre pueda cerrar bien.

Nos tiene que quedar de esta manera. El cierre debe tener pegada una parte en la tapa y otra en la base para que la cremallera quede en el centro.

Para forrarlo yo utilicé un tipo de servilletas que son más resistentes que las comunes porque sus capas están integradas entre sí, pero también se podría utilizar tela de cualquier tipo.

Tenemos que tomar la medida del contorno del estuche para calcular la cantidad de servilleta o de tela que vamos a necesitar. Si no llegara a alcanzar le podemos agregar el pedacito que falte.

Para pegar la servilleta o la tela podemos utilizar silicona fría o algún pegamento universal. Si sobrara un poco al unir los dos extremos podemos recortar el excedente con la tijera.

A las partes de abajo de la base y de arriba de la tapa las podemos doblar hacia adentro haciéndoles unos pliegues que después pegaremos.

Otra opción es hacerles unos cortes todo alrededor para que quede mejor la terminación…

y también los vamos a ir pegando…

Hasta que quede de esta manera. Ambas partes, la superior y la inferior, tienen que quedar igual.

Y para tapar estos recortes tomaremos la medida del contorno en un cartón y recortaremos dos formas iguales.

Después las forraremos haciéndole también cortes a la servilleta todo alrededor para que se adapte a la forma del cartón…

Ahora de alguna de las partes que nos sobraron de los bidones, vamos a recortar la manija de nuestro estuche…

que también forraremos.

Los extremos de la tira tienen que estar doblados 2 cm hacia adentro para que después la manija asiente bien…

cuando la peguemos en la parte superior de la tapa para que quede de esta manera…

Con los cartones que forramos cubriremos esta parte y también la parte de abajo…

y con una puntilla de algodón taparemos la unión del cartón con la tapa…

después podemos decorar con un moño o una florcita.

Como la parte interna de la base tiene una pequeña elevación, podemos nivelarla colocándole otro cartoncito cortado a la medida y forrado.

En la parte interna de la tapa sólo será necesario pegar algún motivo de la servilleta para darle una mejor terminación. 

En caso de que uds. también quieran utilizar este estuche para guardar esmaltes para uñas será necesario hacerle unas divisiones internas para que los frasquitos no se desordenen al trasladarlos…

Para eso sencillamente vamos a reciclar los cartoncitos que suelen traer las cajas de té. Necesitaremos cuatro cartoncitos a los que les vamos a hacer dos cortes de esta manera a cada uno…

y luego encajaremos uno con otro…

haciendo coincidir esos cortes de esta manera…

Por último como tirador del cierre le podemos colocar una cinta al tono.

Y así queda terminado nuestro económico, práctico y ecológico estuche multiuso. Si desean barnizarlo tengan en cuenta que el barniz hará que la servilleta o la tela quede un poco translúcida. Si no les gustara ese efecto sería necesario pintar antes todo el interior de blanco.

Bueno amigos, espero que esta idea les sea útil y los inspire. Recuerden que en caso de que les quede alguna duda pueden ver el video tutorial que les dejé al comienzo.

Por último, si lo desean, pueden pasarle barniz al agua mate para darle protección y terminación.
Espero que este tutorial les sea de utilidad y los inspire a hacer sus propias creaciones. Si les ha quedado alguna duda pueden ver el video en este enlace que les dejo.

Gracias por visitarnos en Arte en casa- Manualidades y reciclje!!!